martes, 17 de noviembre de 2009

partes de un arbol

El árbol está compuesto por sus raices, su tronco o fuste, su copa, ramas, flores y frutos
Las raices constituyen la parte que penetra en el suelo y su función es fundamental en la alimentación del árbol, ya que absorben el agua y los nutrientes minerales desde bajo tierra, a la vez que anclan al árbol en su lugar. El tronco o fuste se ubica entre la raíz y la copa. Está compuesto de millones de células leñosas que forman fibras, radios y vasos, cada uno de los cuales desempeña funciones como las de sostén, conducción y almacenamiento de nutrientes de reserva.
El fuste sostiene la copa del árbol y conduce agua, nutrientes minerales y hormonas hacia ella y hacia las raíces. Además, almacena grandes cantidades de carbohidratos de reserva.
La
copa del árbol es el conjunto de ramas y hojas que conforman su parte superior. A través de sus hojas, los árboles separan y elaboran sustancias alimenticias mediante el proceso de la fotosíntesis.
Las
flores son un conjunto de hojas fértiles y estériles modificadas, que forman la estructura reproductora junto con los frutos, que constituyen la parte de la flor en cuyo interior se encuentran encerradas las semillas que se desarrollarán para que nazca un nuevo árbol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada